Blog

instalacion de suelo radiante en Malaga

Instalación de suelo radiante: características y ventajas

Tratando de elegir el mejor método de calefacción para nuestro hogar, siempre surge la opción del suelo radiante, pero... ¿Por qué instalar suelo radiante en mi casa? Como especialistas en suelos radiantes, en este post os dejamos las principales características y ventajas de este sistema de calefacción.

Cada invierno nos planteamos la misma pregunta, ¿cómo calentar la casa de forma uniforme y económica? ¿Existe alguna posibilidad de que siempre esté calentita? ¿Cómo hacemos para que los niños puedan jugar tranquilamente en el suelo? Pues todas estas preguntas tienen una solución fácil, el suelo radiante. Si tienes pensado hacer obras en tu hogar, cambiar el pavimento o estás en proceso de construcción de una nueva vivienda, piensa en instalar calefacción por suelo radiante. La calefacción por suelo radiante es signo de confort, ya que la temperatura del aire a la altura de los pies es ligeramente superior a la temperatura del aire a la altura de la cabeza, estarás siempre calentito y no tendrás que preocuparte más por pasar frío.

El suelo radiante se ha convertido en una gran opción a la hora de resolver la calefacción de los edificios. Es evidente la gran ventaja estética y de confort que ofrece: la vivienda queda libre de los “molestos” aparatos y además supone un reparto de calor uniforme por toda la casa a la vez que se evitan los efectos de la convección del aire generados por otros sistemas.

La explicación de cómo funciona el suelo radiante, es muy sencilla. Consiste en una red de tubos de polietileno reticulado o polibutileno, que se instalan debajo del pavimento y de una capa de mortero autonivelante, por donde circula agua caliente a una temperatura de entre 30ºC y 45ºC. Remarcamos estas temperaturas, ya que se trata del sistema de calefacción que emplea la temperatura de impulsión de agua más baja. En el caso de la calefacción, esto hace que la temperatura del aire a la altura de los pies sea algo superior a la temperatura del aire a la altura de la cabeza, mejorando la sensación de confort.

La calefacción por suelo radiante es un sistema que todavía se considera novedoso en nuestro país -aunque lleva ya años utilizándose- y cuya instalación conlleva numerosas ventajas aunque como todo, también algunos inconvenientes. Como siempre a la hora de decantarnos por un tipo de instalación, deberemos sopesar las ventajas y los inconvenientes del suelo radiante para saber si es el sistema que mejor se adapta a nuestras necesidades de confort. Desde este post, como especialistas en calefacción y especialistas en instalación de suelos radiantes en Málaga, Granada y Córdoba, te presentamos los pros de la calefacción por suelo radiante.

VENTAJAS del suelo radiante

  • Se consigue un mayor confort térmico.
  • Cuando practicamos la instalación de suelo radiante se puede llegar a ahorrar entre un 20 y un 10% con relación a un sistema de calefacción convencional.
  • Es una instalación más saludable principalmente al no producir corrientes de aire que mueven el polvo, evita también la sequedad y la baja humedad permite evitar la aparición de ácaros.
  • Este tipo de instalaciones permite que el agua se ha calentado por otros sistemas como pueden ser calderas, energía solar o bombas de calor, entre otros.
  • Tiene la capacidad tanto de enfriar en verano cómo calentar en invierno.
  • Es una instalación constante en horas de trabajo siendo útil para edificios y casas con ocupaciones altas.
  • No debemos olvidar que no ocupa espacio como los típicos radiadores ni afecta a la estética.
  • Respeto al medio ambiente al tener un consumo más bajo.
  • Al contrario de lo que mucha gente piensa, el suelo radiante por agua no está asociado a ningún sistema de calentamiento de agua concreto, puede utilizarse con los siguientes:
  • Calderas: pueden usarse de todo tipo (gas, gasoil, biomasa, etc…) aunque los rendimientos serán diferentes dependiendo del combustible utilizado.
  • Bombas de calor: tanto aire-agua como geotérmicas, agua-agua, etc. En este caso nos encontraremos con rendimientos bastantes buenos y sin el problema de suministro y almacenamiento de combustibles.
  • Energía solar: sería un apoyo a nuestro sistema principal de generación térmica, disminuyendo el consumo del mismo los días que, aun siendo fríos, podamos aprovechar algo de sol.
  • Los sistemas de climatización por suelo radiante permiten el empleo de cualquier tipo de pavimento (cerámica, parquet, plásticos, etc.). Sin embargo, y como es lógico, su comportamiento ante la transmisión de calor diferirá en relación a los diferentes coeficientes de conductividad térmica.
  • Si el aislamiento inferior en el suelo radiante está bien calculado el calor no se perderá, tan solo aumentará la inercia térmica. Es decir, con madera o moqueta, al encender la calefacción, tardará algo más de tiempo en transmitir el calor a la estancia, aunque también se transmitirá calor durante más tiempo cuando se apague.

En conclusión el suelo radiante es efectivo con cualquier tipo de solado siempre que se calcule correctamente sus componentes y contrates a una empresa con la experiencia necesaria en el sector de la calefacción, especialistas en suelo radiante, empresa homologada y con certificados de calidad y con capacidad e infraestructura adecuada para dar respuesta a todas sus dudas sobre el suelo radiante o cualquier otro método de calefacción, así como un excelente servicio postventa.

 whatsapp Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

ATENCIÓN AL CLIENTE

Explanada de la Estación SN, Local 16.

whatsapp 900 240 300

whatsapp 952 176 077

OFICINAS

Calle Polifemo, 11 Polígono Industrial Pacífico, 29004 Málaga.

whatsapp 952 240 300

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Learn more

I understand