Nuestro Blog

Queremos informarte

Cuál es el sistema de calefacción más recomendable para los bebés

Antes de que nazca nuestro bebé, solemos darle vueltas a cómo será la mejor forma de convertir nuestro hogar en un lugar cómodo y seguro, y sin ninguna duda, en invierno, lo que más nos preocupa es que nuestra casa esté preparada para el frío.

Los bebés recién nacidos suelen ser vulnerables al frío por haber pasado tanto tiempo en un lugar seguro y cálido como es el vientre materno. Por eso, es fundamental que tengamos nuestro hogar perfectamente climatizado.

Y si es necesario que toda la casa disponga de calefacción; la zona más importante en la que no puede faltar calor es la habitación infantil.

El cuarto del bebé es el lugar donde más tiempo pasará. Así pues, no solo debemos preocuparnos de la temperatura, sino también del nivel de humedad y otros factores.

¿Cuál es la temperatura adecuada para la habitación de un bebé?

De la temperatura ambiente depende principalmente el bienestar del bebé. No debemos dejar que pase frío pero tampoco calor, ya que el sudor puede provocar deshidratación, resfriados y problemas en la piel.

La temperatura ideal para cualquier bebé se encuentra entre los 21 y 24 grados centígrados durante el día; mientras que por la noche, esta baja y debe de estar entre los 18 y 20 grados centígrados por llevar pijama y mantas que lo abriguen.

¿Qué sistema de calefacción deberíamos de instalar?

El mejor sistema de calefacción para los bebés es el de gas natural porque ofrece un calor homogéneo. Además, debería de contar con un sistema de termostato programable. De esta manera, podremos elegir la temperatura y ajustarla a lo que necesite nuestro bebé en cada momento.

Aunque no es totalmente necesario, sí que es recomendable que la temperatura del cuarto del bebé se pueda regular de forma independiente. Lo fundamental es mantener la temperatura siempre constante para que no haya cambios bruscos.

Por otro lado, en ningún caso es recomendable utilizar estufas de butano o braseros porque caldean demasiado el ambiente y además son peligrosas.

La habitación también debe ventilar

Aunque la temperatura es muy importante para los bebés, tampoco podemos olvidarnos de ventilar la habitación infantil durante al menos 10 minutos al día, tanto en invierno como en verano, y siempre por la mañana. De esta manera, el aire se renueva y mejora su calidad.

Además, la cuna o cama del bebé o niño no puede estar pegada al radiador ni cerca de la ventana para evitar los golpes de frío provocados por las corrientes de aire.

Utiliza humidificadores cerámicos para la calefacción de gas natural

Usar humidificadores cerámicos en los radiadores de gas natural para renovar el aire también es una opción genial. Cuando el agua se calienta y pasa al aire, lo humedece y mejora el ambiente. Si lo prefieres, puedes poner un cuenco con agua y el efecto será el mismo. Lo importante es que este cuenco no se encuentre en una zona de paso o cerca de una fuente eléctrica.

En definitiva, para que tu bebé duerma bien y no tenga problemas respiratorios, recuerda ventilar correctamente su habitación y la vivienda en general, y mantener la casa en la temperatura óptima recomendada en todo momento.

Si estás pensando instalar la calefacción de gas natural para los meses más fríos del invierno, ponte en contacto con nosotros para saber más sobre su calefacción y te asesoraremos sin compromiso.

 whatsapp Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

ATENCIÓN AL CLIENTE

Explanada de la Estación SN, Local 16.

whatsapp 900 240 300

whatsapp 952 176 077

OFICINAS

Calle Polifemo, 11 Polígono Industrial Pacífico, 29004 Málaga.

whatsapp 952 240 300

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Learn more

I understand